Comentario | Expectativas Humanitarias y de Seguridad en la Nueva Etapa Mexicana

Comentario | Expectativas Humanitarias y de Seguridad en la Nueva Etapa Mexicana

Cameron Vaské

- Fundador y Editor en Jefe
- Generalista de Política Exterior y Económica
- Especialista de Asuntos Transatlánticos

Presiona el botón de arriba para descargar este artículo como PDF.


Hoy marca poco más de dos meses de la luna de miel tras la elección de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como el nuevo Presidente de México. El reformista de izquierdas ha propuesto y prometido una gran cantidad de reformas de carácter socialdemócrata, tanto en lo económico como en lo gubernamental y social. Entre ellos se destacan tres políticas de alta importancia al pueblo mexicano, sobretodo para los de estados periféricos al Distrito Federal: 1) reforma de la ley orgánica de la administración con la finalidad de aerodinamizar la burocracia extensa, 2) el establecimiento de una Secretaria de Seguridad Pública, y 3) un cambio dramático en la política pública hacia el conflicto armado y narcotráfico en México.

Morena (el Movimiento de Regeneración Nacional) — el partido de AMLO — promulga una reforma de la ley orgánica administrativa que permitiría a la nueva administración eliminar unos 6.000 plazos del gobierno federal. Muchos de ellos son cargos federales que suponen representar la política federal en los varios estados mexicanos. Según argumenta AMLO, estos cargos son redundantes, por lo que los eliminará y en su lugar enviar un solo diputado federal a cada estado que servirá de enlace entre él y el gobierno federal. Según el partido Morena, esto supondría un ahorro de 45,6 millones de pesos (2.46 millones de dólares estadounidenses) al mes.

Con tal de prometer que el gobierno de López Obrador no aumentará impuestos en términos reales durante el mandato, la nueva administración planea utilizar los fondos ahorrados para financiar su política de seguridad y social. Se destaca en sí el establecimiento de un Secretariado de Seguridad Pública, lo que subraya la hincapié de esta administración sobre una nueva abordaje al asunto de justicia y resolución del conflicto provocado por el narcotráfico. Se espera que el Presidente-electo López Obrador liberalizará la política de drogas a nivel limitado como parte de un empeño de desincentivar el uso.

Sobretodo acerca de esta cuestión hay rayos de esperanza: la nueva administración ha convocado la reunión de tecnócratas, expertos internacionales, líderes religiosos, y otros asesores a varios “foros de paz y reconciliación” que se celebrarán a partir del 7 de Agosto y terminarán en fines de Octubre. Entonces la nueva administración publicará una rúbrica estratégica para dar con el tema de violencia doméstica provocado por el narcotráfico, que en la última década provocó la muerte de unos 200 miles de personas.

A pesar del alto nivel de apoyo popular (~60%) de que goza AMLO, entre la comunidad de observadores de la política mexicana, aún se oye la discordia de voces escépticas. Comentadores como el Profesor de Ciencias Políticas Javier Corrales de Amherst College notan que la historia de Latinoamérica esta llena de populistas — tanto de derechas como de izquierdas — que han aprovechado el descontento de las masas con promesas de cambios y progresos enormes solo para dar una vuelta autoritaria y restringir libertades individuales. Sin embargo, todo lo visto del presidente-electo señala la llegada de una agenda progresista verdadera al escenario político mexicano.


Todas las perspectivas expresadas en este artículo son solamente los del / la autor/-a, y no representan las perspectivas de The International Scholar ni de ninguna otra organización.


Comentario | Júpiter, conozca la mafia: Macron y los chalecos amarillos

Comentario | Júpiter, conozca la mafia: Macron y los chalecos amarillos

Op-Ed | Europa al Rescate: Salvando el Tratado de Irán

Op-Ed | Europa al Rescate: Salvando el Tratado de Irán